ACTUALIDADHARDWAREnoticias de informaticaNoticias de tecnologia

¿Cómo elegir la placa base adecuada? Factores clave a tener en cuenta

Elegir una placa base, ya sea como reemplazo o como corazón de tu nuevo PC, requiere considerar algunos aspectos fundamentales. Aquí te presentamos 7 factores cruciales para tomar la decisión correcta:

Rango PrecioCategoríaQué podemos encontrar
Hasta 150 €urosBasicaChipset: H510 y H610 (Intel), A520, A620 (AMD) Socket: LGA1200 y LGA1700 (Intel), AM4 (AMD) Factor Forma: mATX o ATX
 Superior a 150 €uros/ 250 €urosMediaChipset: B560 y B660/760 (Intel), B550, B650 (AMD) Socket: LGA1200 y LGA1700 (Intel), AM4, AM5 (AMD) Factor Forma: mATX, ATX, Mini ITX
250 €uros y superiorAltaChipset: Z590 y Z660/Z760 (Intel), X570, X670, B650, (AMD) Socket: LGA1200 y LGA1700 (Intel) Factor Forma: ATX, Mini-ITX, E-ATX
  1. Presupuesto: Los precios varían mucho según el modelo y el fabricante, pudiendo ir desde los 50 Euros de un modelo muy básico – H510/H610 hasta los 1500 $. A mayor presupuesto, más funciones obtendrás. En general:
    • Menos de 150 €: Gama básica, ideal para tareas básicas de oficina e internet.
    • 150 € – 250 €: Gama media, adecuada para multitarea y uso moderado de programas exigentes.
    • Más de 250 €: Gama alta, perfecta para gamers, creadores de contenido y usuarios que demandan alto rendimiento.

Es conveniente que planifiques de forma conjunta el bundle compuesto por placa base + procesador. Si no vas a hacer OC, no hace falta que compres un procesador diseñado para OC como los acabados en K – 12700K por ejemplo – y tampoco entonces tengas presente los chipsets más prestacionales Z690/Z790/X670 pues están ideados para ofrecer el máximo rendimiento en OC. Los chipsets B660/B760/B550 son los ideales

2. Procesador (CPU): La placa base debe ser compatible con tu CPU. Si la reemplazas, asegúrate de elegir una compatible con la existente. Si montasun PC desde cero, considera el uso que le darás al equipo para elegir el CPU adecuado (multitarea, videojuegos, edición, etc.) y luego buscar una placa base compatible.

3. Socket del CPU: El socket determina qué CPUs son compatibles con la placa base. Si reemplazas la placa base, verifica el socket de tu CPU actual. Si compras un PC nuevo, elige la CPU y luego busca una placa base con el socket correspondiente.

4. Factor de forma y chasis: Junto con el socket del CPU, el factor de forma es crucial. Si reemplazas la placa base, asegúrate de que sea compatible con tu chasis actual. Si montas un PC nuevo, elige una placa base que encaje en el chasis que hayas seleccionado (ATX, Micro ATX o Mini ITX).

5. Puertos de expansión: Considera cuántos puertos de expansión (generalmente PCIe) necesitas. Los más comunes son PCIe x16 (para tarjetas gráficas) y PCIe x1 (para otras tarjetas de expansión). También verifica la versión PCIe soportada (3.0, 4.0 o 5.0). Decántate siempre por las dos últimas y si es posible por la versión más actual.

6. Puertos integrados: Revisa los puertos integrados en la placa base (USB-A, USB-C, audio, HDMI, DisplayPort, etc.) y asegúrate de que sean suficientes para tus necesidades.

7. Memoria RAM: Ten en cuenta cuántas ranuras para RAM tiene la placa base y cuánta RAM soporta en total. Si necesitas mucha RAM para edición o juegos exigentes, elige una placa base con suficiente capacidad y ranuras. Si instalas una APU, ten presente que el rendimiento gráfico de la misma influye de forma muy importante la velocidad de la memoria RAM que instales.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba