ACTUALIDADHARDWAREnoticias de informaticaNoticias de tecnologia

Placa base de gama alta ¿un lujo innecesario para tu PC?

Al montar tu propio PC, las placas base son uno de los componentes que más dudas nos pueden causar, pues no están tan estrechamente ligadas a un rendimiento mucho mayor de la CPU, gráfica, RAM o un sistema de almacenamiento.

Antes de seguir con el artículo, es conveniente saber que nos referimos a placas base con un valor superior a los 300-400 euros que podemos poner como máximo valor para una placa base de gama media siendo generosos.

Veamos que ganancia no palpable prácticamente no obtendrás con una placa base de gama alta vs placa base gama media:

  • Mayores FPS en juegos: Una placa base básica afectará significativamente el número de FPS en juegos. Pero estamos hablando de placas madre de gama media y alta. En comparación con una placa base B760 o B550/B650 que cuestan como máximo unos 350 euros, una placa base de más de 500 euros no influirá prácticamente en la tasa de frames en juegos, pues una placa base de gama media decente como las señaladas ofrece y es capaz de exprimir al máximo el combo CPU/GPU de tu sistema.
  • Tiempos de renderizado mucho más reducidos: Una placa base de alta gama no te ayudará a editar videos o hacer animaciones 3D más rápido. Necesitas una placa base de calidad decente para obtener un rendimiento óptimo de tu hardware de alta gama, pero gastar más de los 300/350 euros no hará que obtengas una ganancia palpable en este aspecto.
  • Temperaturas reducidas de la CPU: La refrigeración de tu CPU depende de elegir el cooler correcto y una placa base de gama media dispone de todos los elementos – VRM, BIOS, etc.- necesarios para gestionar y controlar la temperatura de tu procesador. Una placa base de alta gama con refrigeración del VRM integrada pro agua integrada o soporte para sistemas de refrigeración líquida custom no significa que tu CPU funcionará a menor temperatura que una placa base de gama alta. Si que es cierto que la temperatura del VRM será inferior, pues dispondrá de más fases, potencia y estabilidad de alimentación de la CPU.
  • Más estabilidad para tu RAM de mayor frecuencia: Desde que la memoria DDR5 se ha vuelto popular, la estabilidad de la RAM ha sido una preocupación constante. La mayoría de las placas base de Intel y AMD solían tener problemas para mantener estable cualquier velocidad superior a 6000-6400MT/s. Pero los fabricantes han lanzado actualizaciones de BIOS para admitir kits de RAM DDR5 más rápidos con velocidades de hasta 8,200MT/s. Hay en el mercado placas base de menos de 300 euros con el chipset B650 que son capaces de soportar estas frecuencias sin problemas.
  • Velocidades SSD más rápidas: Los SSD PCIe 5.0 se han vuelto lo suficientemente asequibles como para hacer que una ranura M.2 Gen5 sea casi obligatoria para los compradores de placas basenuevas. Si estás pensando en saltar al tren de almacenamiento PCIe 5.0, simplemente necesitas una ranura M.2 compatible y suficiente soporte de enfriamiento en tu placa base. Cualquier placa base por encima de unos 200 euros posee disipadores para las unidades de almacenamiento NVMe.

En resumen, las placas base de alta gama tienen sentido, pero solo para un público específico. Para un usuario normal, gastar dinero en una placa madre muy cara no generará ningún beneficio significativo – hablando de rendimiento y funcionalidad.

Cualquier placa base entre 200 y 400 euros es MAS que suficiente para cualquier tipo de setup hoy en dia.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba