La transparencia como objetivo del nuevo software bancario

Un desarrollo de software optimizado supone unos mejores resultados de negocio, en especial en el sector bancario. La elección de la solución adecuada, conectada con la metodología correcta,es la vía para conseguir la excelencia en los procesos. Desde Vector ITC Group se proponen las soluciones con las que cuentan las instituciones bancarias para lograrlo.

 

La combinación de Inner Sourcing y Scaled Agile Framework ayuda a optimizar el desarrollo del software de una institución bancaria. Por un lado la metodología Agile y SAFe permiten la flexibilidad, el compromiso mutuo y la predictibilidad de los equipos de desarrollo implicados con el negocio, e Inner sourcing elimina las dependencias entre programas permitiendo la colaboración sin barreras en la organización.

 

Pero, ¿qué pasa con las dependencias entre programas? ¿Y los servicios comunes? Se trata de romperlas permitiendo que los equipos ágiles de otros programas contribuyan con soluciones, en lugar de esperar a que exista un slot para resolver su problema en el otro sistema. Por esto desde Vector ITC Group se propone Inner Sourcing.

 

En un banco, el proceso de planificación para resolver esas dependencias es un proceso muy complejo. Tradicionalmente la solución ha sido una gestión y priorización de dependencias para minimizar el impacto de un potencial retraso.  Al abrir el código fuente internamente a otros equipos del banco, se rompe  la dependencia y el riesgo de retraso en cadena.

 

Lo mismo ocurría en el caso de los servicios comunes, en lugar de crear programas específicos para gobernar la evolución de los mismos, el banco puede reducir esa infraestructura a grupos pequeños más orientados a la calidad que garanticen el nivel en producción de las contribuciones de código del resto de la organización.

 

Combinar SAFe e Inner Sourcing  es un complejo proceso que requiere un nivel de regresión automatizada, una cultura orientada a TDD en los programas y ciertos cambios en los procesos y dinámicas de los equipos para romper los silos que representan muchas veces los propios  programas.

 

“Si tuviera que resumir las ventajas de este modelo combinado destacaría la reducción del riesgo de retrasos en cascada y una colaboración cross no vista hasta el momento, lo cual convierte virtualmente a todos los programas en independientes, al poder contribuir en vez de esperar a que sus necesidades sean resueltas”, afirma Miguel Ángel Aragón, Agile Coach & SAFe Process Consultant de Vector ITC Group.

Tecnologías reales ya implantadas

Vector ITC Group ya ha realizado un estudio de la integración de Inner Sourcing y SAFe en una conocida institución bancaria. En este proceso ha  integrado trabajo con fecha y planificación Agile con contribuciones voluntarias de la comunidad extendida del banco.

“Lo primero fue definir qué es una contribución. El enfoque reduccionista inicial recomendaba limitar el proceso a aquellas aportaciones sobre necesidades muy concretas y controladas. Esto simplificaba la integración pero limitaba la colaboración. Cuando exploramos la idea de aceptar contribuciones como parte del Sprint inmediatamente el workflow y perfilado de contribuidores se hizo necesario. En función de los méritos, sólo aquellos contribuidores con prestigio podrían contribuir al trabajo en curso”, explica Juan Alonso, experto en arquitectura de soluciones en Vector ITC Group

El modelo que propone Vector ITC Group  permite que el equipo haga el commitment sobre contribuciones pendientes en la planificación de versión, y en todo momento puedan incluir adicionales sobre el trabajo que están realizando.

Es un modelo que mantiene todo el flujo de comunicación con el contribuidor para que en todo momento sepa cuál es el estado de su contribución, maximizando la transparencia de procesos pero sin sobrecargar al equipo con estas tareas de comunicación.