Telefónica se prepara para modernizar su red y ofrecer 50 Megas

(Cincodias) Para abordar este ambicioso programa de modernización, Telefónica ha puesto en marcha la convocatoria de dos concursos. El primero de ellos, que ya ha resuelto, tiene como fin la multiplicación de la capacidad de la red de transporte en anillos entre las centrales locales. El segundo proceso de licitación persigue la actualización del tramo de la infraestructura que conecta las centrales locales con el hogar de cada uno de los clientes y que se conoce con el nombre de bucle local. Este segundo concurso es el más importante de los dos y el que mayores recursos requiere: movilizará aproximadamente el 70% de una inversión total estimada de 4.000 millones de euros.
En el momento de la convocatoria, Telefónica de España recibió propuestas de nueve multinacionales suministradoras de soluciones y equipos de telecomunicaciones. Entre ellas se encontraban Alcatel, Lucent, Siemens, Huawei, Ericsson, ZTE, ECI Telecom y Motorola.

Tras una primera etapa de selección la operadora ha invitado a participar en la fase final a cuatro suministradores: la francesa Alcatel, la sueca Ericsson, la china Huawei y la estadounidense Lucent. A pesar de que Alcatel y Lucent se encuentran en proceso de fusión, en este concurso compiten igual que el resto de los jugadores.

La elección de Telefónica se producirá en un plazo breve, según han asegurado fuentes conocedoras del proceso.

En este concurso la operadora española persigue un doble objetivo. Primero, seleccionar las mejores tecnologías que hay en el mercado para conseguir el mayor ancho de banda en una red que en su tramo final está constituida de cables de cobre.

En segundo término pretende elegir a los suministradores que ofrecen mejores garantías para abordar una transformación de la red en toda la geografía española que requiere un enorme despliegue, incluida obra civil. Con las empresas que finalmente sean seleccionadas se firmarán acuerdos marco que se irán concretando en su cuantía económica en cada uno de los territorios a medida que se avance en el programa de modernización.

Las soluciones tecnológicas que ha solicitado Telefónica para conseguir multiplicar la capacidad de banda ancha son de dos tipos. La primera y más económica consiste en instalar una nueva generación de centrales locales para reforzar la red de los equipos convencionales, de manera que la distancia entre un cliente y el equipo de conmutación más cercano se reduzca de la media actual de entre 3.000 y 1.500 metros hasta quedar reducida a un promedio de 400 metros. Hay que recordar que en las redes de cobre la distancia de transmisión es determinante para su capacidad.

La segunda solución consiste en tender accesos locales en fibra óptica (en los que no se pierde capacidad por la distancia) desde la central local al hogar de cada uno de los abonados. Telefónica podrá decidir la utilización combinada de éstas soluciones y otras similares dependiendo de la tipología del mercado local al que dé servicio.

Centrales de pared

• La modernización de la red fija de Telefónica va a provocar la instalación en garajes, sótanos y patios de una avalancha de más de 20.000 minicentrales locales, cuya función es acercar los equipos de repetición de las señales al hogar de cada uno de los clientes.

Alcatel y Ericsson se reparten el transporte

El primero de los dos concursos convocados por Telefónica de España para lograr multiplicar la capacidad de banda ancha de su red de transporte metropolitana ya ha sido adjudicado. Las multinacionales seleccionadas son dos; la francesa Alcatel, a la que le han asignado el 60% de la carga de trabajo, y la sueca Ericsson que hará el resto del trabajo.

La operadora de telecos ha elegido dos soluciones tecnológicas principales que se implementarán de forma complementaria. La primera de ellas consiste en instalar unos equipos que incrementan la eficacia del transporte de señales de la actual estructura de fibra óptica en anillos en la red metropolitana que Telefónica tiene repartidas por todo el territorio español y que alimentan a las 6.000 centrales locales. La implementación de esta solución no requiere un trabajo importante en obra civil ya que utiliza las fibras existentes. La segunda de las soluciones aporta al sistema la capacidad de discernimiento con el objetivo de repartir entre los distintos usuarios y servicios el ancho de banda que precisan.

La necesidad de aumentar la capacidad en toda la red de acceso se vincula con el objetivo de Telefónica de ofrecer a todos los clientes residenciales los paquetes de servicios de plataforma multimedia interactiva vinculados a la marca Imagenio.

Deja un comentario