SilverStone FT02 en Sistemas Ibertrónica

Sistemas Ibertrónica S.L., distribuidor del más avanzado material informático, amplía su oferta de chasis con un lanzamiento firmado por SilverStone que aúna toda la belleza de líneas característica del fabricante con el mejor diseño interior. Una innovadora caja con estructura de aluminio de una sola pieza, dotada con sistema de montaje de la placa base con rotación en ángulo de 90º.

 

 

Con la nueva Fortress FT02, que llega para ocupar una posición destacada en el portfolio de Sistemas Ibertrónica, los ingenieros de SilverStone han dado un paso más, combinando la solidez de la fabricación basada en una estructura unibody – cuerpo de acero de una sola pieza de 4.5 mm – con las ventajas del montaje de la placa base con rotación de 90º.
Todo esto partiendo de un estudiado diseño interior y un sistema de refrigeración sin precedentes en el mercado, arropados por un diseño exterior espectacular, elegante y atractivo.

El chasis Fortress FT02, disponible en colores negro y gris plata -con o sin ventana lateral-, está equipado con un cajetín para discos duros con capacidad de intercambio en caliente. Además este chasis dispone de una carcasa especial con interior forrado de espuma para asegurar una mejor absorción de los ruidos generados por el funcionamiento del equipo.

La nueva propuesta de Sistemas Ibertrónica destaca por sus enormes prestaciones en refrigeración Incluye tres potentes ventiladores inferiores de 180 mm que funcionan a un máximo de 1000 rpm, así como un cuarto disipador superior de 120 mm de diámetro. En definitiva, todo lo necesario para proporcionar a los usuarios más exigentes un equipo con la mejor relación posible silencio-refrigeración en un chasis de alto rendimiento.     

Este robusto chasis de SilverStone, con unas medidas de 211 mm x 497 mm x 616 mm, también cuenta con soporte RAD para poder emplear refrigeración líquida. El Fortress FT02 ofrece las mejores prestaciones en su categoría, con hasta 5 bahías externas para discos duros de 5.25”, 5 internas para unidades de 3.5” y una adicional para discos duros de 2.5”.

En este chasis “ultra silencioso” destaca especialmente su revolucionario sistema de montaje de la placa base, con rotación de 90º, así como por la presencia de una placa trasera con abertura tras la zona de la CPU para una rápida y sencilla instalación del disipador.

Deja un comentario