Reproductores MP230 y MP315 de Omisys

Su pequeño formato garantiza su portabilidad, y no impide integrar una ranura MMC/SD para ampliar su capacidad y transportar tanto música como datos, así como disco de almacenamiento USB. El MP230 cuenta también con función de bloqueo.

Especificaciones técnicas:
• Reproducción de música en formato MP3, alta calidad.
• No se requiere instalación de drivers (excepto con Windows 98 SE)
• Tarjeta de memoria SD/MMC para pistas de audio o archivos de datos.
• Pantalla LCD.
• Transferencia de archivos y descarga de datos a través de USB de alta velocidad.
• Cuatro modos de ecualización: normal, jazz, rock, clásico.
• Función de bloqueo, para la protección de los datos y prevenir de borrados por error.
• Control multifunción con una mano, gracias a la opción de intercambio.
• Batería: 1 pila alcalina AAA.

Por su parte, el MP315+ es el reproductor MP3 de gran capacidad y altas prestaciones, para aquellos que busquen un dispositivo todo terreno, capaz de convertirse en una útil herramienta de trabajo o en la mejor compañía para viajes largos. Para ello, el MP315+ ofrece un sintonizador de radio FM integrado y la función de grabación digital, tan útil para grabar notas. Todo ello, combinado con 1 GB de espacio, permite al usuario levar consigo horas de música en calidad digital y formato WMA o MP3, transportar datos, memorizar apuntes de voz, etc.

Su pantalla LCD con 7 colores distintos de retroiluminación, es además capaz de mostrar las letras de las canciones. Y gracias a su conexión USB, la transferencia de archivos resulta rápida y cómoda.

Especificaciones técnicas
• Solución activa.
• Disco duro electrónico extraíble.
• Conexión USB2.0 para transferencias con PC.
• Formatos de reproducción de archivos: MP3 y WMA.
• Soporte ID3 (vista sincronizada de canción, título y letra)
• Efectos de música jazz, clásica, rock, pop y normal.
• Pantalla LCD de matriz de puntos con retroiluminación seleccionable en 7 colores.
• Ajustes de contraste, iluminación y encendido personalizables.

Deja un comentario