¿Windows Vista deberá incluir un “backdoor”?

A juicio de Ross le parece pues necesario poner a punto un backdoor key (una puerta de entrada oculta desconocida del usuario) para solventar este problema.

Según Anderson, el paisaje de la criptografía va a cambiar con la llegada de Windows Vista. El sistema utiliza BitLocker Drives Encrytion a través de un sistema TPM (Trusted Platform Module) situada en la placa base. Eso permite criptar la totalidad o parte de los datos del disco duro, almacenándose la clave de cifrado en el microprocesador.

Es entonces muy difícil, o incluso casi imposible de volver legibles los datos del disco fuera del sistema.

Os mantendremos informados…

Fuente: BBC News

Deja un comentario