¿Violará la privacidad de los usuarios el nuevo correo electrónico de Google?

Google podría convertirse í en una especie de depositario de fotografías y misivas de varios años atrás, un objetivo que coincide con el del proyecto de Microsoft “MyLifeBits Project”, además de otro material como la agenda de contactos o las listas de favoritos.

Y todo ello gratis, a diferencia de sus competidores que cobran unas pequeñas cantidades para aumentar la capacidad del correo o por almacenar fotografías u otros contenidos.

¿Y como rentabilizará el buscador este servicio?. A través de publicidad relacionada con el contenido de los mensajes, según explica la empresa en un comunicado que emitió para darlo a conocer.

Google explico que emplearía tecnología automatizada para escanear el contenido de los mensajes entrantes en busca de palabras clave, con el fin de colocar anunciados relacionados con el texto que contenga el email. Este proceso solo se produciría en los mensajes entrantes y nunca en los salientes, precisa una portavoz de la firma. Es decir, los mensajes emitidos desde GMail irían “libres” de anuncios publicitarios.

Invasión a la privacidad del usuario

Esto significaría que si un usuario recibe un mensaje invitándole a visitar Mallorca, por poner un ejemplo, el sistema insertaría anuncios relacionados con el tema, por ejemplo de compañías de aviación u hoteles de la isla mediterránea. Lo mismo sucedería con cualquier tema, como ya viene haciendo en las búsquedas a través de las listas que se muestran al usuario.

Esta hecho preocupa a muchos expertos, que creen que no es lo mismo que se analicen las búsquedas para colocar publicidad relacionada -como ya sucede-, a que se analicen los correos personales. Estos pueden contener, dicen, desde contenido totalmente anodino hasta temas muy privados que solo deberían interesar al emisor y receptor y que de ninguna manera deberían ser escaneados buscando ciertas palabras.

“Creo que cruza una línea que no debería cruzarse. Deberían limitarse a transferir el contenido. No tendrían que mirarlo jamás”, dijo un asesor de seguridad privado, citado por la revista estadounidense Wired. “Creo que cruza una línea que no debería cruzarse. Deberían limitarse a transferir el contenido. No tendrían que mirarlo jamás”, añadió.

“Es absurdo que utilizar un medio de comunicación deje al usuario expuesto a la invasión de su privacidad con avisos publicitarios”, indicó, también, Chris Hoofnagle, director asociado del Electronic Privacy Information Center (EPIC, Centro de Información sobre Privacidad Electrónica). “¿Por qué no poner un operador en el teléfono que escuche las conversaciones y haga avisos mientras uno está hablando? Cualquiera diría que es una ridiculez. Bueno, esto es ridículo.

Tenemos la norma de que no se permita que los intereses comerciales interfieran con nuestras comunicaciones”.

Pam Dixon, directora de “World Privacy Forum” señaló que este grupo ya está colaborando con otras organizaciones para advertir del peligro que podría suponer este servicio.

Temas delicados

Algunos temas y palabras “delicadas” no serán comercializadas por el buscador a fin de evitar herir la susceptibilidad del usuario. Así, la firma ya cito el tema del aborto (por ejemplo colocar anuncios contrario a este o favorables en mensajes que citasen esta palabra) y se supone que la medida alcanzará a otras temáticas como la religión, por poner otro ejemplo.

Sin embargo, los seguidores de algún partido político o de un candidato a la presidencia si podrán ver acompañando a su mensaje un anuncio, que a lo mejor, es contrario a su ideología.

Así lo reconoció Wayne Rosing, vicepresidente de ingeniería de Google, quien dijo que era posible que apareciera un aviso del candidato presidencial demócrata John Kerry en un email que hablara sobre temas políticos, aunque el usuario fuera seguidor de Bush.

“Uno de los temas a los cuales destinamos mucha energía es producir avisos de la mayor calidad que no resulten inadecuados ni faltos de sensibilidad. Pero es un algoritmo”, dijo Rosing. El programa no puede saber que un usuario está a favor de Bush simplemente porque en el email se mencione a Bush, agregó.

“Es totalmente inaceptable desde el punto de vista de la privacidad que Google revise el correo”, señaló, a la vez, Gary Ruskin, director de “Commercial Alert”, un grupo liderado por el activista y candidato independiente para las presidenciales de noviembre, Ralph Nader.

Otros proveedores como Yahoo, Hotmail o Juno, tambien insertan mensajes publicitarios en los mensajes, aunque en estos casos se realiza de manera totalmente automatizada, añadiendo una serie de líneas al correo y sin escanear su contenido.

Rosing dijo que Google no llevaría un registro de qué anuncios aparecieron en los emails de los usuarios, ni tampoco confeccionaría un listado de palabras clave que aparezcan con frecuencia en el correo de una persona en particular.

“Creo que aquí se plantea un problema potencial”, dijo el fundador de Google, Larry Page. “Vamos a reaccionar de inmediato ante cualquier problema que pueda presentarse. Vamos a hacer todo lo que podemos para proteger la privacidad de nuestros usuarios. Sería muy poco probable que algún aspecto de la publicidad afectara la privacidad de los usuarios y vamos a trabajar muy duro para asegurarnos de que eso no ocurra”.

Pero digan lo que digan estas organizaciones, y como la tecnología puede llegar a afectar a la supuesta perdida de privacidad, la gran mayoría de expertos consideran que el público responderá positivamente a este nuevo servicio de Googe y a la posibilidad de disponer de toneladas de espacio gratuito para almacenar su información sin preocuparse, tampoco de su caducidad en el tiempo.

Reproducido de Noticiasdot.com

Deja un comentario